Levantarme a la mañana, tomar café y música

Te estoy queriendo mucho por tus fotos y no sé qué hacer si me las saco de la cabeza.

Tengo un libro tuyo que tardaré años leer pero que durará hasta siempre jamás.

Termino mi lugar para poder bienvenirte, así, cómodo. Como al futuro.

Quizás trabaje demasiado pero es lo que más me demanda la vida. Los demás son puro cuento. La importancia está en hacer algo grande. Para que dure generaciones. Algo así como un cuento interminable. Algo así como el eterno, supremo, divino, mágico, iluminado, sendero de la mañana. Aquel que solo escribes puro cuento. Hola dice aquél, y se va siguiendo su camino. Hola dice aquél. Y se va siguiendo su sombra. Hola dice aquél. Y se va persiguiendo su destino. Hola dice aquél. Y se encuentra con el olvido. Muerte y pasión no son lo mismo. Pero se parecen. Muerte y pasión no son lo mismo. Pero se parecen al colmo. Muerte y pasión no. Son lo mismo. Si tú no tuvieras pellejo quien te lo quitaría? Dime quién. Pero tienes, por eso nadie te lo puede sacar.

Solución. Dame una solución. Para este terrible infierno, enfermedad que me agobia. La triste realidad. Pura verdad. Los días se agobian. Los días se juntan y nadie los duerme, nadie entre sueños puede saber lo que se llama ficción. Realidad es solo una, amor son dos, verdad son cuatro y diagrama son cinco. Tres son las formas de la vida y cuatro el destino. Cinco son los días de la semana. Seis es tu vientre con vida. Siete no lo sé pero espera. Ocho no me digas nada. Son tus agujetas. Lo dicen todo. Nueve es el final pero no comienza más nada porque nunca ya no es tarde. Y diez haz vuelto a empezar

No te engañes

Tan solo el destino

Tan acompañado está

Que por puro gozar te vas destruyendo y por pura cordura te vuelven sabio

Y cuando tan solo eres uno de aquellos que también se fué caminando

Te vuelves la espalda

Tropiezos

Sangrado
Muerte y resurrección del mundo

Señor y día de los soles soleados

Ojos abiertos del magma de la ciudad donde confieren poder al más ingrato maestro pero que también desdoblan la apuesta para seguir con vida

Son tristemente callados aquellos cuyo velo les tapa los ojos caídos desde un cielo sin altura, meciendose sobre sus propias palabras y entorpeciendo la gloria del dormido pudiendo, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizástan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizástan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizástan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizástan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizástan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizástan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás, tan solo quizás

Anuncios

Melancolía hindú

Fuí felíz al verte

Y al final

Sé que tú también!

Sé feliz al verme

Del otro lado

Fue el final tal vez!

Pará. Tengo que explicarte algo. Pero no te preocupes. Todo está bien.

Vamos a perdernos

Oración al Otoño

Comparte tu historia aquí…

Ya si se

Ya siento que se irán

Las hojas verdes de tu pueblo

Ya veo cuando caerán

Las doradas al suelo.

Ya sueño que sueño que soñarse soñando es solamente para nosotros.

Un sueño que sueña siempre los otoños es volverse a encontrar conmigo en primavera.

Ya sueños que sueñan son solo los que se olvidan que soñar solo sirve para andar.

Ya siento que vuelo sobre este mar en primavera.

Ya siento que acongojo ese sol en la vereda mientras tomo un paseo en bicicleta en mis calles ensoñadas buscando desolada la tristeza espera en la calzada. Donde todos los poetas escriben sus versos acompañados del día en que cayeron sus sueños.

Ya verás como la brisa despierta claridad en tu sonrisa aguzando esos oídos que emanan llamados por el consuelo que les brinda el domingo desesperado tras la lluvia emancipado.

Un pudor de verano que tuerce las cornisas aquejando las eternas prisas que el manantial de mis voces no calla y retuerce tempestad en mis canciones que amarran encadenadas orgías como cuentos de hadas.

Una luna descuartizada llama aterrorizada a mi puerta para que le dé la venda que pasará decirle cuánto su boda triste desertó la espera de una duna con vela que llama la hora triste encaminada y triste de su muerte en vela.

Una historia espera que la cuente el cantor, aquel que acusó con plabra vana y triste una melancolía triste de triste cantor.

Un pozo alumbrado y triste en la hamaca, sortija desesperada que destruyó el cantor. Una casa amueblada con percal y cimiento que como boda de invierno pereció en un matorral.

Abrazó la boda como una llama encendida, se quemó el encabezado y enchufó el percal que un día como tantos otros se fumó un arrabal perdiendo su estrategia de dominar su mal cayó en el olvido perdiéndose del cine que le había desafiado a estrenar en el mar.

Abrió sus puertas convencido de pasar pero allí la estrella lo dejó sin bar perdiéndose tras ella en un triste refugio atravesando una ciudad.

Oyó las cuevas echando gotas de agua calientes, se precipitó al verme conduciendome al más allá y se divirtió conmigo escapándose de la muerte huyendo como cobarde olvidándose de toda penuria sanando las heridas hermosas que consiguió al amar.

Perdió el brazo derecho en la guerra de Vietnam y no pudo escribirle a su madre, le pidió a la enfermera que lo haga por él porque su brazo izquierdo no le funcionaba bien, así salió al mundo sin poder perder más que la inquietud del no poder ser otra cosa más que chatarra, algo más que vos. Nada.

Una vez conocí un tipo que tocaba la gaita. La escosesa o irlandesa, etc. Lo escuchaba mientras tanto escribía para mí. En mi recinto. En mi casa. En mi barrio. Quizás, desde mi escritorio. Hoy escuchando un disco de Sonny Rollins, a esta hora aproximadamente, lo recordaba. Su cara, su pelo. Quizás ustedes no puedan verlo pero su tez blanca, la altura que tenía, como yo lo he visto tocar, a lo que me refiero es que es un instrumento impresionante, uno intenta darse cuenta a quien se le iba a ocurrir hacer una cosa así y que salga ese sonido y además, Sonny Rollins lo ponga en su banda de jazz.

Es impresionante. En fin. Yo vivo en plaza Irlanda, y a lo que voy es que y todo esto tiene que ver un poco para mí, es decir. Esto conforma la unión de dos pueblos vecinos. Dos países como si fueran uno. Y si hay dos, tres también! Ni más ni menos que sea en Argentina en donde sucede, donde yo vivo. En un departamento en la avenida Gaona que da al colegio santa Brígida fundado por abades irlandeses. En fin.

Sigan escuchando jazz

Pendejos de mierda

Algunas personas se dedican a joderte la vida mientras que otras simplemente esperan que tú las jodas. Algunas personas esperan mientras otras desesperan cuando tú simplemente debes hacer lo que debes hacer. Algunas personas que carecen de habilidades se dedican a extraer habilidades de otras mientras que muchas pero muchísimas personas existen para crear el futuro de la raza humana.